La Basílica del Real Monasterio del Escorial: “Un lugar de permanente alabanza a Dios” (Felipe II)   Leave a comment

clip_image002

El Monasterio de San Lorenzo el Real de El Escorial fue planteado desde su origen como una fábrica muy compleja, cuyos fines aparecían perfectamente recogidos en la carta de fundación y dotación del edificio, otorgada por Felipe II [fig. 2] en Madrid el 22 de abril de 1567. En ella, el rey quería resaltar, ante todo, su agradecimiento a Dios por todos los favores que le habían sido otorgados, y su deseo de dar con carácter perpetuo una digna sepultura a sus padres, a él mismo y a sus descendientes, dejando con ello resueltas las órdenes dadas por Carlos V en su codicilo de 9 de septiembre de 1558.1

image

El Escorial se convertía de este modo en el lugar de enterramiento de los miembros de la monarquía española, al que necesariamente iba unida la proyección de un templo en donde se orase y rogase «por Nos e por los Reyes nuestros antecesores y sucesores, e por el bien de nuestro ánimo, e por la conservación de nuestro Estado Real»,2 quedando la orden jerónima encargada de esta misión, por el afecto y la devoción que hacia ella sentían tanto su padre Carlos V como el propio Felipe II. 3

image

De la carta también se desprende que el Monasterio quedaba bajo la advocación de San Lorenzo «por la particular devoción que (…) tenemos a este glorioso santo, y en memoria de la merced y victorias que en el día de su festividad de Dios comenzamos a recibir». Este concepto era bien distinto al que había indicado Felipe II el 16 de abril de 1561 al general de los jerónimos, fray Francisco de Pozuelo, cuando manifestaba sus primeras intenciones de querer «edificar y dotar un Monasterio adonde se hagan contiguas gracias por ella y sacrificios y oraciones por las ánimas del Emperador y Emperatriz (…) y la mía (…) en reconocimiento de la victoria que nuestro Señor fue servido de darme el día de San Lorenzo del pasado año de mil y quinientos y cincuenta y siete» 4. La medalla de Jacopo da Trezzo de 1563 [fig. 3], año del inicio de la construcción del edificio (23 de abril) y de la Basílica (20 de agosto), es bien expresiva de las dos ideas iniciales que dieron origen a la fundación escurialense. Por un lado, la conmemoración de la victoria sobre Francia (San Quintín, 1557), mediante la representación del busto de perfil de Felipe II, armado y coronado de laurel (anverso), en una de sus imágenes más clásicas y romanas, y por otro, la creación de un panteón para la familia real, con la presencia de un templo circular con la leyenda latina «PIETAS PHILIPPI, 1563» (reverso) 5.

Ilustraciones

FIG. 1 Vista del interior de la Basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial hacia el coro

FIG. 2 Antonio Moro, Retrato de Felipe II en la jornada de San Quintín, 1560. Patrimonio Nacional, Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial [inv. 10014146]

FIG. 3 Jacopo da Trezzo, medalla con el retrato de Felipe II (anverso) y un templo circular con la leyenda latina “PIETAS PHILIPPI” (reverso), 1563. Madrid, Museo Arqueológico Nacional

Cronología

1557 Batalla de San Quintín

10 agosto 1557 Victoria de Felipe II en la Batalla de San Quintín

9 septiembre de 1558 – Codicilio de Carlos I de España, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

16 abril 1561 – Carta de Felipe II (Pedro de Hoyo) al general de los jerónimos, fray Francisco de Pozuelo, sobre la Fundación del Monasterio del Escorial

1563 – Jacopo da Trezzo, medalla con el retrato de Felipe II (anverso) y un templo circular con la leyenda latina “PIETAS PHILIPPI” (reverso), 1563.

23 abril 1563 – Inicio de la construcción (fábrica) del Real Monasterio del Escorial.

20 agosto 1563 – Inicio de la construcción de la Basílica del Real Monasterio del Escorial

22 abril 1567 – Carta de Fundación y Dotación del Real Monasterio del Escorial

IN O T A S

1 Fray J. de San Jerónimo, Memorias deste Monasterio de Sant Lorencio el Real, Colección de documentos inéditos para la Historia de España, VII, Madrid, 1845, p. 90; Fr. J. de Sigüenza, La Fundación del Monasterio de El Escorial (1605), Madrid, 1988, pp. 7-13; C. von der Osten Sacken, El Escorial. Estudio iconológico, Madrid, 1984, pp. 13-20; y J. Sáenz de Miera, «La magnificencia del Rey Prudente y la fama de El Escorial», en Felipe II. Un monarca y su época. Un príncipe del Renacimiento [cat. exp.], dir. por F. Checa, Madrid, 1998, pp. 105-133.

2 J. Zarco, Testamento y codicilos de Felipe II. Carta de fundación de San Lorenzo el Real. Adiciones a la carta de fundación. Privilegio de exención de la villa de El Escorial, en Documentos para la historia del Monasterio de San Lorenzo el Real de El Escorial, vol. II, Madrid, 1924.

3 F. J. Campos, «Los reyes de España y la orden de San Jerónimo en los siglos XV-XVI», en Carlos V en Yuste. Muerte y gloria eterna [cat. exp.], dir. por C. García-Frías, Madrid, 2008, pp. 112-143.

4 J. Zarco, Historia de varios sucesos y de las cosas notables que han acaecido en España y otras naciones. desde el año 1584 hasta el de 1603, escrita por el P. Fray Jerónimo de Sepúlveda, en Documentos para la historia del Monasterio de San Lorenzo el Real de El Escorial, IV, Madrid, 1924, p. 351; A. Busta mante, La octava maravilla del mundo (Estudio histórico sobre El Escorial de Felipe II), Madrid, 1994, pp. 17-25; y J. Sáenz de Miera, De obra insigne y heroica a octava maravilla del mundo. La fama de El Escorial en el siglo XVI, Madrid, 2001, pp. 39-42.

5 G. Kubler, La obra de El Escorial, Madrid, 1985, p. 34; Bustamante, 1994, p. 59; y Sáenz de Miera, 2001, p. 39.

Créditos: Carmen García-Frías Checa , Conservadora de Pintura Antigua de Patrimonio Nacional; Fundación Iberdrola, Patrimonio Nacional

Hello world!   1 comment

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado enero 26, 2011 por Andrés Magaña García en Uncategorized